Perú realiza un simulacro de un fuerte seísmo que dejaría 50.000 muertos en Lima

Junio 5, 2012 0
Perú realiza un simulacro de un fuerte seísmo que dejaría 50.000 muertos en Lima

Perú realizó un simulacro de terremoto y tsunami de 8 grados Richter, uno de Cialis online sales los tres previstos en 2012, como parte de una campaña de preparación ante un terremoto que podría dejar en Lima más de 50.000 muertos, el peor de los escenarios, dijo a la AFP la alcaldesa capitalina, Susana Villarán.

El simulacro se inició a las 10h00 locales (15h00 GMT), hora prevista del seísmo, y buscó medir la capacidad de respuesta de la población y las autoridades ante un desastre natural al activar los sistemas de alertas y rutas de evacuación en zonas donde podría haber un maremoto.

El epicentro del hipotético movimiento sísmico se calculó a 190 kilómetros al oeste en el océano Pacífico, generando un tsunami cuyo tren de Levitra professional olas tardaría entre 15 a 20 minutos en tocar la costa peruana.

“Un sismo de 8 grados o más podría provocar en Lima más de 50.000 muertes y destruir unas 200.000 viviendas en el peor de los escenarios si no estamos preparados”, indicó a AFP la alcaldesa Villarán, jefa de Defensa Civil en la capital peruana, cuya población es de 8 millones.

Villarán resaltó que el simulacro pretende crear conciencia sobre el riesgo que significa vivir en un país sísmico y “saber qué hacer y quién debe hacerlo en las primeras 24 a 72 horas de un sismo”.

En Perú, los simulacros son obligatorios para todas las entidades del gobierno y privadas y suponen una gigantesca movilización.

Cada año, se producen al menos un centenar de temblores de mediana intensidad en Perú debido a que el país está sobre la placa tectónica de Buy nolvadex online Nazca, una zona continental de frecuentes terremotos.

El problema de Lima es que no sufre un remezón de magnitudes catastróficas desde hace más de 250 años y eso aumenta la posibilidad de la ocurrencia de un fuerte terremoto. “Tenemos que acostumbrarnos a entender que los sismos son cíclicos. Tienen que repetirse en el futuro. La probabilidad que ocurran es mayor cuando no se producen”, dijo a la AFP Hernán Tavera, director de sismología del Instituto Geofísico del Perú.

Tavera resaltó que “el silencio sísmico en la capital peruana es de más de 250 años, y es en función de un terremoto mayor a 8 grados en la escala de Richter: el último data de Viagra online shop 1746, que fue del tamaño del que afectó Chile en 2010″.

El seísmo del 28 de octubre de 1746 fue el mayor en Lima y dejó entre 15.000 y 20.000 muertos y provocó un tsunami que arrasó con El Callao, el puerto adjunto a Lima, donde apenas sobrevivieron 200 personas.

Lima ha sufrido en los últimos 50 años dos temblores de gran magnitud: el 17 de octubre de 1966, uno de 7,5 grados con 200 muertos y maremoto moderado; y el 3 de octubre de 1974, uno de 7,2 grados con 252 muertos y 300.000 damnificados.

– Lima vulnerable –

El punto débil de Lima es que se trata de una ciudad levantada sobre un desierto, con viviendas de material precario en los 5.000 asentamientos humanos (villas miseria) que forman parte del cinturón de pobreza que rodea la capital.

“De esos 5.000 asentamientos, tres mil están en zona de riesgo y 450 deben ser reubicados”, señaló la alcaldesa. Según las autoridades locales, cerca de 2 millones de Zithromax for sale personas viven en esas zonas.

La fecha del 31 de mayo no es producto del azar: el 31 de mayo de 1970 se produjo el terremoto más devastador en la historia de Perú: un seísmo de 7,9 grados dejó más de 70.000 muertos y 25.000 desaparecidos en la región de Ancash (norte), donde un aluvión sepultó la ciudad de Yungay.

Desde 2007, cuando un temblor de 7,9 grados en la escala de Richter destruyó la localidad de Pisco, a 250 kilómetros al sur de Viagra online without prescription Lima, con un saldo de más de 500 muertos, el temor de un fuerte temblor en la capital peruana creció por el hecho de que desde hace más de 250 años un terremoto de esa magnitud no ocurre en esta ciudad.

“La magnitud del desastre se puede reducir -señaló Villarán- con obras de prevención que exigen invertir 2.700 millones de soles (1.000 millones de dólares) en construcción de obras de protección en los siguientes tres años”.

Las inversiones servirían para construir diversas obras como 16 escaleras de escape en la bahía de Lima, donde ahora sólo hay tres, para evacuación en caso de tsunami.

Deje su Comentario »